Jesús de la Divina Misericordia

Jesús de la Divina Misericordia

Esta imagen se vincula con la visión que tuvo Santa Faustina Kovalska el 22 de Febrero de 1931. Representa a Cristo resucitado con las señales de la crucifixión en las manos y en los pies. Dijo Jesús a sor Faustina: “A las tres de la tarde implora mi Misericordia especialmente para los pecadores. Y aunque sea por un breve instante, piensa en mi Pasión, sobre todo en el abandono en el momento de mi agonía. Es la hora de la gran Misericordia para todo el mundo… En esa hora no rehusaré nada al alma que me pida algo apelando a mi Pasión”.

ORACIÓN PARA REZAR A LAS TRES DE LA TARDE

Expiraste, Jesús, pero tu muerte hizo brotar un manantial de vida para las almas, y el océano de tu Misericordia inundó todo el mundo. ¡Oh sangre y agua que brotaste del Corazón de Jesús, como fuente de Misericordia para nosotros: en Vos confío!

CORONILLA (dictada por Jesús para que pidamos Misericordia por los pecados propios y ajenos)

Se reza con las cuentas del Rosario.

Al comienzo: Padrenuestro, Avemaría, Credo. En las cuentas grandes (una vez): Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo y la Sangre, el Alma y la Divinidad de tu amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, en expiación por nuestros pecados y los del mundo entero. En las cuentas pequeñas (diez veces): Por su dolorosa Pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero. Al finalizar se reza tres veces: Dios Santo, Dios fuerte, Dios inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero.

ORACIÓN

Oh Sangre y Agua que brotaste del Corazón de Jesús como fuente de misericordia por nosotros, confío en Ti.

La imagen y una reliquia de Santa Faustina se veneran en nuestra Capilla de Adoración.

La Fiesta de la Divina Misericordia es el segundo Domingo de Pascua y todos los Días 26.